Posteado por: jbb | noviembre 3, 2010

Del plato a la basura

Según un estudio basado en datos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (Kantor y Lipton, Food Rev. 1997, Vol. 20, p. 2), en 1995 los norteamericanos tiraron a la basura mas de la cuarta parte de la comida que llegó a su plato (¡y aun así hay muchos gordos!). Si el porcentaje no ha cambiado, este desperdicio daría de comer muy abundantemente a cerca de 80 millones de personas. Paradójicamente, el US Census Bureau determinó que en 2009 había 44 millones de estadounidenses pobres (aunque un pobre en EU es un mexicano que vive bien, como lo constatan decenas de millones de migrantes).

Energía a la basura

Por otro lado, entre 8 y 16%  del consumo de energía en Estados Unidos en 2007 fue para producir, empacar, transportar, almacenar, vender y preparar alimentos (Cuéllar y Webber, Environ. Sci. Technol., 2010, Vol. 44, p.6464). De lo anterior resulta que el desperdicio de comida es equivalente a tirar a la basura entre 2 y 4% de la energía consumida en Estados Unidos, de 80 a 160 mil millones de kWh. Como referencia, en ese mismo año el consumo total de energía en México fue cercano a 200 mil millones de kWh. Dicho de otro modo, toda la economía mexicana es unas 2 veces mayor que la economía asociada a la producción y distribución de la comida que los estadounidenses tiraron al bote de basura.

Desperdicio y calentamiento global

En los EU la industria eléctrica emite alrededor de 600 gramos de gases de efecto invernadero por cada kWh que produce. Tomando esto en consideración, se puede estimar que cerca de 70 millones de toneladas de gases invernadero llegaron a la atmósfera luego de producirse la comida que la mayor parte del pueblo norteamericano tiró a la basura en 2007. Esta cantidad es una décima parte de todas las emisiones de gases invernadero producidas por nuestro país y casi 1% del volumen que habrá que recortar a nivel global para evitar que el calentamiento global sea catastrófico.

La comida que va a la basura no es el único desperdicio que contribuye innecesariamente al calentamiento global. Desperdicio y emisiones gratuitas de bióxido de carbono hay en las camionetas que transitan con un solo conductor (2.5 kilos de CO2 por litro de gasolina), en la comida que sobra, en los juguetes que no se usan, en la ropa que no se necesita (bastante mas que 10 kilos de por falda; vea www.patagonia.com/us/footprint/index.jsp), en las revistas chatarra (mas de 1 kilo por revista), en el televisor que se deja prendido (medio kilo por hora) o en el tiempo que pasamos papando moscas bajo la regadera (kilo y medio por litro de gas).

Hasta donde se, no se ha cuantificado la cantidad de gases invernadero que produce todo el desperdicio de los países y los hogares mas ricos del planeta. Pero nadie duda que debe ser una cantidad considerable, y que el abatimiento del consumo suntuario y el desperdicio es una de las maneras mas efectivas y socialmente menos costosas de combatir el calentamiento global.

¿Un nuevo paradigma de progreso y estatus social?

El exceso de consumo y desperdicio tiene costos reales mas altos que los nominales. Aunque paguemos lo mismo, a la sociedad y a nuestra descendencia le cuesta y le costará mucho más la comida que va a la basura que la que nos nutre o el décimo par de zapatos elegante que el que usamos rutinariamente. El despilfarro es costoso y cuestionable en términos sociales y morales. Pero también es peligroso. Cada exceso en el consumo, cada compra innecesaria, nos acerca mas a una catástrofe climática de la que ricos y pobres no podremos escapar. Uno de los ejes rectores de la estrategia de combate al cambio climático y conquista de un nivel de vida digno y satisfactorio, tendrá que ser la reducción del consumo superfluo y el desperdicio. Como parece imposible que los costos crecientes del consumo excesivo se reflejen en los precios, esta lucha se escenificará en la arena de la cultura y las ideas, ya que implica trastocar la definición ancestral de progreso y estatus social y, con ello, nuestra forma de comprender el significado de la felicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: