Posteado por: jbb | noviembre 22, 2010

Cambio climático en Cancún

Reunión sobre cambio climático en Cancún

El  lunes 29 de noviembre, dará inicio en Cancún (http://cc2010.mx/es/) una reunión más que las Naciones Unidas organiza para atender el problema del cambio climático. La meta es alcanzar acuerdos para reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero (en adelante, GEI).

La primera de estas reuniones se celebró en Japón en  diciembre de 1997 (http://unfccc.int/cop3/). Asistieron 1500 delegados de 165 países y 3700 observadores acreditados. Ésta reunión produjo el Protocolo de Kyoto, un acuerdo que persigue estabilizar la concentración atmosférica de GEI, para prevenir los peores efectos del calentamiento global.

El protocolo obliga a los países más industrializados – Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Nueva Zelanda, Turquía y  35 naciones europeas – a reducir sus emisiones anuales de GEI, de tal modo que en 2012 sean 5% menores de lo que fueron en 1990. El acuerdo ha sido ratificado por 193 países. Sólo persiste el rechazo de Estados Unidos, en aquel entonces el principal emisor de GEI.

En 19 de esos países, las emisiones de GEI se redujeron aun más de lo que exigía el Protocolo de Kyoto, pero en la mayor parte de estas naciones, entre otras Rusia, fue como resultado de una grave crisis económica.

Variación de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero en Rusia, Checoslovaquia y Polonia.

Los únicos países donde deliberadamente redujeron las emisiones de GEI para alcanzar las metas fijadas en el Protocolo de Kyoto fueron Alemania, Finlandia, Francia, Gran Bretaña y Noruega (entre  -10 y -30%).

Variación de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero en Alemania, Francia y Gran Bretaña.

En otras naciones, como Japón y Dinamarca, hubo pocas variaciones.

Variación de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero en Dinamarca, Italia y Japón.

En otros países, como Australia y Nueva Zelanda, las emisiones se incrementaron entre 35 y 100%, mientras que en Estados Unidos, la única nación sin ratificar el Protocolo de Kyoto, las emisiones de GEI aumentaron 15% entre 1990 y 2008. Tomando en cuenta que, hasta hace un par de años, este país era el principal productor de GEI, este incremento ha tenido un impacto muy negativo en el futuro climático de nuestro planeta.

Variación de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero en Canadá, España y Estados Unidos.

El Protocolo de Kyoto reconoce que la mayor parte de las emisiones de GEI que se han acumulado en la atmósfera provienen del grupo de países al que compromete. Por esta razón, excluye a naciones con muy bajo desarrollo económico y social aunque, desde 1990, había algunas que ya eran grandes emisores de GEI, como China e India. Como se puede ver en la siguiente tabla, 6 de los países no obligados por el Protocolo de Kyoto ya estaban entre los 15 grandes emisores de GEI en 2005, si bien es cierto que, excepto por Brasil, sus emisiones por habitante eran comparativamente bajas. México ocupaba el décimo sitio en cuanto a emisiones totales y el lugar 80 en lo que se refiere a emisiones por habitante.

2005. Emisiones totales de CO2, CH4, N2O, PFCs, HFCs, SF6 en millones de toneladas (MtGEI) y millones de toneladas por habitante (MTGEI/hab). Incluye cambios de uso de suelo. World Resources Institute.
País MtGEI Lugar % Total MtGEI/hab Lugar
China 7,217.7 1 16.36% 5.5 93
Estados Unidos 6,948.2 2 15.74% 23.5 11
Brasil 2,856.2 3 6.47% 15.3 21
Indonesia 2,045.3 4 4.63% 9.3 57
Rusia 2,020.7 5 4.58% 14.1 26
India 1,876.6 6 4.25% 1.7 154
Japón 1,397.4 7 3.17% 10.9 45
Alemania 1,002.7 8 2.27% 12.2 39
Canadá 808.2 9 1.83% 25 10
México 694.0 10 1.57% 6.7 80
Gran Bretaña 685.0 11 1.55% 11.4 43
Corea del Sur 609.2 12 1.38% 12.7 34
Italia 581.5 13 1.32% 9.9 52
Francia 573.5 14 1.30% 9.4 55
Australia 569.9 15 1.29% 27.9 9


Como se puede ver de la anterior figura, a partir de 2002 se aceleraron peligrosamente las emisiones globales de GEI. De continuar esta tendencia, los modelos climáticos predicen que, a fines de siglo en Baja California, la temperatura aumentará otros 5 grados y las precipitaciones pluviales se reducirán en 40% (siguientes 2 figuras).


Si no disminuyen lo más pronto posible las emisiones de gases invernadero, Baja California y la mayor parte del planeta podrían dejar de ser habitables a fines de este siglo.

El Protocolo de Kyoto expira en dos años. Urge elaborar un nuevo acuerdo, posiblemente más estricto, en el que participen todos los países industrializados y al que se comprometan tanto Estados Unidos como  China, Brasil, Indonesia, India y México, las naciones pobres con mayores emisiones.

Había pocas esperanzas de lograr un acuerdo cuando el gobierno de Estados Unidos estaba a cargo de George Bush y demás políticos, ideólogos y empresarios conservadores. La llegada de Barack Obama a la presidencia prometía un cambio y se esperaba que en la reunión celebrada en Copenhagen en diciembre 2009, se iban a sentar las bases para un acuerdo que eliminara el inminente peligro del calentamiento global. Asistieron 120 cabezas de estado, 10,500 delegados, 13,500 observadores y 3000 periodistas. Pero faltó voluntad, inteligencia y responsabilidad, en particular entre la mayoría de los senadores y diputados estadounidenses que rechazaron toda iniciativa destinada a reducir las emisiones. Sin compromisos claros por parte de Estados Unidos, era imposible esperar cualquier cosa de China. La cumbre climática de Copenhagen fracasó y, desde entonces, cunde el desánimo y el conformismo, como se puede ver de la caricatura.

La próxima reunión climática empezará en Cancún el 29 de noviembre. En lo que concierne al problema del calentamiento global, las expectativas son casi nulas gracias al reciente triunfo electoral de los grupos más conservadores de Estados Unidos y la crisis económica de la que parece que estamos saliendo. Pero para propietarios y trabajadores de servicios turísticos, las expectativas no pueden ser mejores. Es probable que los miles de asistentes a la reunión no concluyan un acuerdo climático, pero seguramente gastarán muchos dólares en los hoteles, restoranes, bares, centros de diversión y lupanares de la ciudad. Es posible que, sin quererlo, Cancún sea el marco más representativo de este evento: un fracaso para el medio ambiente, pero un triunfo para la codicia. Ojala y no sea cierto.


Anuncios

Responses

  1. Excelente posteo y campaña para poder crear conciencia de un futuro que no esta muy lejano
    Saludos

    Florentina Montes – Hoteles en Cancun


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: